Ser maestro: la profesión en la que nadie cree.

Standard

Es interesante cómo trabajar en una empresa multinacional y viajar de un lugar a otro resulta sorprendente. Y más aún si alguien ha logrado encontrar trabajo en otro país.  Y quizás es una aspiración que no sólo forman algunas universidades, sino que hoy me doy cuenta que también los papás.

Pero… ¿ser maestro? ¿maestro de primaria? ¿en una ciudad pequeña? ¿en tu país? Son preguntas que si bien las personas no me han hecho explícitamente, su expresión me hace suponer éstas cuando respondo a qué me dedico.

Pero no sólo ellos hacen este tipo de preguntas sino que hasta colegas se han preguntado ¿qué hago ahí? Si por lo que había estudiado y donde había estudiado  “debería ser gerente de X o Y empresa”. Es más inclusive como deseo de fin de año, fue que “encontrase otra cosa”.

Sabía sobre el poco o casi nulo reconocimiento que hay hacia los maestros, por parte de la sociedad, pero vivirlo me ha hecho querer demostrarles por qué  prácticamente de los maestros depende lo que sucede en el país y el avance que podría tener. Y si hubiese una profesión en la que quieres que la persona esté lo mejor preparada es en la de ser un maestro. Sea de cualquier nivel educativo.

El interés de tener maestros preparados no sólo se debe buscar en los niveles superiores sino también en los niveles de educación básica. Dudo que haya muchas personas con posgrados dando clases en escuelas primarias o secundarias.  [En Finlandia, para entrar en la carrera de ser maestro de PRIMARIA, debes ser de los mejores en tu clase, y concluir el posgrado.]

El interés no se puede ver sólo en los niveles superiores, o que estos son los más importantes, sino que también se debe analizar qué pasa en los niveles de educación básica.

Cada etapa de desarrollo de una persona, como etapa escolar en la que se encuentra aporta algo a su formación y al crecimiento y por ello, ninguna deja de ser más o menos trascendente que la otra.

La importancia de cada etapa escolar se nota en los programas que existen, en la relación que cada una tiene y genera con la comunidad,  el tipo de profesorado que hay y la persona que está como líder de este grupo de personas.

En el caso de la educación básica parece que realmente es algo menor que atender o que lo más importante  pueden ser muchas otras cosas menos el maestro que está en un salón de clase. Y es aquí el gran error que tenemos. Creemos que con una nueva reforma educativa las cosas van a cambiar o que adoptar un nuevo programa de estudios cambiará el curso de la educación; y no es así, estos no se ejecutan de manera automática sino que es a través del maestro y con el maestro que se pueden hacer las transformaciones necesarias para cambiar la dirección de la educación.  Y sólo maestros preparados son los que pueden hacer esto posible.

Es así que seguir impulsado y  admirando a las distintas profesiones que trabajan  en una de las Cuatro Grandes o cualquier empresa multinacional en el país y ver a un maestro como algo menor, demeritarlo  y no creer en su profesión,  no nos haga sorprendernos por qué México tiene distintos rezagos originados por la educación.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s